Empezando por el 1 de enero de 2016, Illinois se unió con la mayoría de los estados de los E.E.U.U. en eliminar las justificaciones por el divorcio que estuvieron basadas en la culpa. Se lo hizo por el Public Act 99-90 en que se quitó todas las justificaciones por el divorcio que estuvieron basadas en la culpa y la única justificación restante que un parte puede afirmar son las diferencias irreconciliables.

Antes del 1 de enero de 2016, las justificaciones por el divorcio basadas en la culpa en Illinois incluyeron, pero no se limitaron al adulterio, el abandono, el abuso, la deserción, la crueldad, etc. Afirmar una de estas justificaciones se permitió que un parte podía dispensar del requisito de estar separados por dos años.

Hoy, o por menos desde el 1 de enero de 2016, un parte simplemente tiene que afirmar que las diferencias irreconciliables se han derrotado al matrimonio. Este puede significar una variedad de cosas. El Illinois Marriage and Dissolution of Marriage dice en 750 ILCS 5/401(a) que “las diferencias irreconciliables se han causado al derroto irreparable del matrimonio y el tribunal determina que las esfuerzas de reconciliación se han fallado o que los intentos en el futuro serían impracticables y no por el bien de la familia.”

Este puede significar simplemente que una persona en el matrimonio ya no quiere quedarse casada y quiere divorciarse. Ya no es necesario probar que una persona se la abusó a la otra o se la adulteró por engañarle o tuvo un lío, o aún que una se la abandonó a la otra. Si no te gustaba la cocina de tu pareja, por ejemplo, se pueda afirmar que las diferencias irreconciliables se han derrotado al matrimonio. Además, no tienes que detallar la razón especifica que causó al derroto del matrimonio. Solo tienes que afirmarla simplemente.

La próxima pregunta lógica podría ¿qué pasa si la otra persona, el esposo, dice que no ha ocurrido el derroto irreconciliable del matrimonio? El otro esposo definitivamente podría decirlo, y esto nos lleva al segundo paso de la discusión. En el evento que un esposo conteste o afirme que habría un derroto irreconciliable del matrimonio y el otro no está de acuerdo, el esposo que está haciendo la afirmación también tiene que afirmar que la pareja se ha separado hace seis meses.

La razón por el periodo de separación de seis meses es que la afirmación de diferencias irreconciliables crea una suposición refutable que el matrimonio se ha derrotado, pero si hay un periodo de separación de seis meses que se acompañe, entonces esta suposición se hace irrefutable; quiere decir que si la pareja ha estado separada hace seis meses o más el tribunal automáticamente hará la decisión que hay diferencias irreconciliables entre los partes. Específicamente, 750 ILCS 5/401(a-5) dice que “si los partes viven separados y alejados por un periodo continuo de no menos que seis meses que inmediatamente precede la declaración del juicio que disuelve el matrimonio, hay una suposición irrefutable que el requisito de diferencias irreconciliables se ha cumplido.”

No se requiere necesariamente este periodo de separación de seis meses si los dos partes están de acuerdo que las diferencias irreconciliables se han causado el derroto irreparable del matrimonio. La ley no declara que los partes deben de estar separados para que se declare el juicio por la disolución del matrimonio.

Si no es posible vivir separados físicamente por los seis meses a causa de las preocupaciones económicas, por ejemplo, todavía se podría considere que viven separados bajo la ley si tú y tu esposo mantienen vidas que esten iguales que vivir separados, como tener habitaciones separadas, no tener relaciones sexuales, etc. Si tienes una pregunta específica sobre tu situación y aunque tu situación de vivir se podría considerarla separada, no dudas de llamarnos ahora.