Durante años, las leyes de Illinois se refería a la toma de decisiones para los hijos de padres separados como “custodia” y el tiempo que el padre no primario pasaba con los hijos como “visitas.”  A partir del primero de Enero del 2016, las leyes estatales de Illinois cambió toda la terminología, presumiblemente, para que los padres ya no se sientan desiguales con términos emocionalmente cargados como “custodia” y “visitas.”

Ahora los tribunales requieren que cualquier padre en una acción de relaciones domésticas proponga un plan de crianza en un plazo de 120 días.  Ese plan de crianza es para nombrar 1) las responsabilidades paternales de cada padre y 2) el tiempo de crianza que cada padre tiene con el hijo.

El plan de crianza debe proponer una asignación de responsabilidades paternales.  Específicamente, áreas de la vida del niño donde cada padre en particular o ambos, si se acuerda, tomarán las decisiones por el niño.

Los cuatro “asuntos importantes” para ser incluidos son:

  1. Educación, incluida la elección de escuelas y tutores. 750 ILCS 5 / 602.5 (b) (1)
  2. Salud, incluidas todas las decisiones relacionadas con las necesidades médicas, dentales y psicológicas del niño. 750 ILCS 5 / 602.5 (b) (2)
  3. Religión. 750 ILCS 5 / 602.5 (b) (3)
  4. Actividades extracurriculares. 750 ILCS 5 / 602.5 (b) (4)

Por supuesto, las decisiones inmediatas siempre seguirán siendo la responsabilidad del padre cuando esté con el niño en ese momento.  “Un padre tendrá la responsabilidad exclusiva de tomar decisiones rutinarias con respecto al niño y de tomar decisiones de emergencia que afecten la salud y seguridad del niño durante el tiempo de crianza que los padres pasen con el hijo”. 750 ILCS 5 / 602.5 (d)

Después de que las dos personas intercambien sus planes propuestos de crianza, se presume y se espera que las dos partes negocien entre sí y lleguen a un acuerdo.  Ese acuerdo se llama un “juicio de asignación” y luego se presentará al juez para su aprobación y luego se hará efectivo.

Después de que se ingresa el juicio de asignación, no se puede hacer cambios por los próximos dos años al menos que haya un “cambio significante de circunstancias.”

Si las dos personas no pueden llegar a un acuerdo después de intercambiar planes de crianza, mediación será obligatoria.

Después de la mediación, el tribunal determinará las responsabilidades de los padres y el tiempo de crianza otorgado a cada padre.  Al determinar las responsabilidades paternales, el tribunal tomará decisiones basadas en “el interés superior del niño.”  Al tomar esa decisión, el tribunal considerará los siguientes factores:

(1) los deseos del niño, teniendo en cuenta la madurez del niño y la capacidad de expresar preferencias razonadas e independientes en cuanto a la toma de decisiones;

(2) el ajuste del niño a su hogar, escuela y comunidad;

(3) la salud mental y física de todas las personas involucradas;

(4) la capacidad de los padres para cooperar en la toma de decisiones, o el nivel de conflicto entre la pareja que puede afectar su capacidad para compartir la toma de decisiones;

(5) el nivel de participación de cada padre en la toma de decisiones significativas pasadas con respecto al niño;

(6) cualquier acuerdo previo o conducta utilizada entre los padres relacionado con la toma de decisiones con respecto al niño;

(7) los deseos de los padres;

(8) las necesidades del niño;

(9) la distancia entre las residencias de los padres, el costo y la dificultad de transportar al niño, los horarios diarios de cada padre y del niño, y la capacidad de los padres para cooperar en el acuerdo;

(10) si una restricción en la toma de decisiones es apropiada bajo la Sección 603.10;

(11) la disposición y la capacidad de cada padre para facilitar y fomentar una relación cercana y continua entre el otro padre y el niño;

(12) la violencia física o la amenaza de violencia física por parte de alguno de los padres dirigida contra el niño;

(13) la ocurrencia de abuso contra el niño u otro miembro del hogar del niño;

(14) si uno de los padres es un delincuente sexual, y si es así, la naturaleza exacta de la ofensa y qué tratamiento, en caso de haber alguno, en el que exitosamente ha participado; y

(15) cualquier otro factor que el tribunal expresamente considere relevante.

Esta larga y amplia lista le permite a la corte tomar una decisión por casi cualquier razón, por eso es tan importante que su abogado le recuerde a la corte que la ley menciona que hay cosas que la corte no puede considerar: “Al asignar importantes responsabilidades de toma de decisiones, la corte no considerará la conducta de uno de los padres que no afecta la relación de ese padre con el niño. “720 ILCS 5 / 602.5 (e).  Esta parte de la ley defiende al padre contra las acusaciones comunes pero inútiles de “él dijo/ella dijo” que surgen pero no tienen un efecto legítimo sobre la crianza como el uso de marihuana, nuevas novias o novios, frecuencia de irritación del pañal, etc.

La asignación del tiempo de crianza recibe un análisis diferente que la asignación de las responsabilidades de crianza porque a un padre irresponsable se le puede no otorgar responsabilidades paternales, pero probablemente se le otorgará el tiempo de crianza con el niño.  Nuevamente, la corte usa un estándar de “interés superior para el niño” y los siguientes factores:

(1) los deseos de cada padre que busca el tiempo de crianza con el niño;

(2) los deseos del niño, teniendo en cuenta la madurez del niño y la capacidad de expresar preferencias razonadas e independientes en cuanto al tiempo de crianza;

(3) la cantidad de tiempo que cada padre pasó realizando funciones de cuidado con respecto al niño en los 24 meses anteriores a la presentación de cualquier petición de asignación de responsabilidades paternales o, si el niño es menor de 2 años de edad, desde el nacimiento del niño;

(4) cualquier acuerdo previo o pasada conducta entre los padres relacionado con las funciones de cuidado con respecto al niño;

(5) la interacción e interrelación del niño con sus padres y hermanos y con cualquier otra persona que pueda afectar significativamente el interés superior del niño;

(6) el ajuste del niño a su hogar, escuela y comunidad;

(7) la salud mental y física de todas las personas involucradas;

(8) las necesidades del niño;

(9) la distancia entre las residencias de los padres, el costo y la dificultad de transportar al niño, los horarios diarios de cada padre y del niño, y la capacidad de los padres para cooperar en el arreglo;

(10) si una restricción en el tiempo de crianza a uno de los padres es apropiada;

(11) la violencia física o la amenaza de violencia física por parte de los padres del niño dirigida contra el niño u otro miembro de la familia del niño;

(12) la voluntad y la capacidad de cada padre para colocar las necesidades del niño antes que sus propias necesidades;

(13) la disposición y la capacidad de cada padre para facilitar y fomentar una relación cercana y continua entre el otro padre y el niño;

(14) la ocurrencia de abuso contra el niño u otro miembro del hogar del niño;

(15) si uno de los padres vive con o es un delincuente sexual convicto y, de ser así, la naturaleza exacta de la ofensa y si el delincuente ha participado con éxito en algún tipo de tratamiento; las partes tienen derecho a una audiencia sobre las cuestiones planteadas en este párrafo (15).

(16) los términos del plan de cuidado familiar militar que un padre debe completar antes de un despliegue militar siendo miembro de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos que se está desplegando; y

(17) cualquier otro factor que el tribunal expresamente considere pertinente.

Nuevamente, inmediatamente al proceder esta lista, hay una advertencia legal de lo que NO debe considerarse:  “Al asignar el tiempo de crianza, el tribunal no considerará la conducta de un padre que no afecte la relación de ese padre con el menor”. 750 ILCS 5 / 602.7 (c )  Podría argumentar que si la lista llega a considerar específicamente si el padre es un delincuente sexual, cualquier otra cosa que no se encuentre en la lista no debe afectar la relación del padre con el niño.  Por supuesto, el contraargumento es el #17 “cualquier otro factor que el tribunal expresamente consider relevante.”  La palabra requiere expresamente que el tribunal proporcione una razón específica para limitar el tiempo de crianza. No puede basarse en una corazonada.

La corte no puede hacer estas determinaciones de forma independiente.  El tribunal debe llevar a cabo una audiencia o juicio con toda la evidencia y las reglas probatorias que normalmente se aplican en cualquier otra audiencia o juicio.  “El tribunal llevará a cabo un juicio u audiencia para determinar un plan que maximice la relación del niño y el acceso a ambos padres y se asegurará de que el acceso y el plan general sean los mejores para el niño.  El tribunal tendrá en cuenta los planes de crianza al determinar el tiempo y las responsabilidades de los padres en el juicio o la audiencia. “750 ILCS 5 / 602.10 (g)

Antes de que el tribunal tome estas determinaciones finales, el tribunal puede hacer asignaciones temporales de responsabilidades paternales y tiempo de crianza después de la audiencia. Por supuesto, una audiencia para asignación temporal será más breve que una prueba final y también es completamente reversible.

De hecho, ningún juicio de asignación es verdaderamente definitivo.  “El tribunal puede modificar una orden que restrinja las responsabilidades paternales si, después de una audiencia, el tribunal determina por una preponderancia de la evidencia que una modificación esta en el mejor interés del menor basada en (i) un cambio de circunstancias que ocurrió después del ingreso de una orden que restringe las responsabilidades paternales; o (ii) conducta de la cual el tribunal no sabía previamente que pone en grave peligro al niño “. 750 ILCS 5 / 603.10 (b).

Si quiere Ud. aprender mas, contacte mi oficina de abogados en Chicago, Illinois para pedir una consulta gratis.

Para leer este articulo en ingles clique aqui.