Mido 6’2” en pies (1,88 metros) de altura y todos mis ancestros ​​son de Gran Bretaña.  Cuando empiezo a hablar en Español con un buen acento, pronunciando bien la R fuerte, varias personas se confunden.  El mejor cumplido que he recibido fue cuando alguien me felicitó por mi Inglés después de terminar de hablar en Español.

Entonces, aquí está la explicación de por la cual hablo Español y me enfoco en la comunidad Latina.

Crecí en Canadá, donde era obligatorio aprender Francés (al menos en mi escuela).  Batalle en mi niñez por aprender Francés, pero al final, pude hablar y entender el idioma.

Cuando obtuve mi licencia de abogacía en Noviembre del 2006, el mercado legal se declino por completo y tomé un puesto como asociado en un pequeño bufete de abogados en el vecindario de West Town en Chicago.  Este no era el vecindario adinerado que es hoy.  La mayoría de los casos que tomamos fueron de tipo criminal, bancarrota y divorcio.

Mi jefe en ese entonces, ponía anuncios en Español y yo me encargué de aprender el idioma.  ¡Me encanta un proyecto a largo plazo!

Todos los días, mientras conducía hiendo entre los juzgados, escuchaba el audio de Pimsleur y repetía después de la maestra en voz alta.  Cada noche, estudie la gramática Española para comprender las bases del lenguaje.  Convertí un diccionario bilingüe en tarjetas y memoricé mil palabras en Español y sus significados.  Después de un año, todavía tenia dificultad encontrando palabras correctas al hablar.

Durante mi segundo año de aprendizaje, practique con un profesor de Español en Panera Bread todas las mañanas.  Estudiábamos las lecciones durante una hora y media.  Ahí empece a triunfar significativamente con el idioma.  Podía leer y escribir en Español.  Podía discutir asuntos legales con mis clientes de habla Hispana.  Pero, todavía no podía hablar Español por teléfono.

Renuncie a mi trabajo y pasé un mes en Cuernavaca, México.  Viví con una familia Mexicana que no hablaba ni una palabra de Inglés. Estudie en una escuela de Español todos los días durante cinco horas y luego salía con mi “hermano” Mexicano por la noche (le compraba un montón de bebidas).  Al final, resulte soñando en Español.

Regresé a Chicago y abrí mi bufete de abogados donde miembros de la comunidad Latina fueron mis primeros clientes.

Ha sido un placer para mí ayudar a los miembros de la comunidad Hispana en sus casos de divorcio, bancarrota, inmigración, cargos criminales y casos de lesiones personales.  Todos mis asistentes legales hablan Inglés y Español. Después de toda esta experiencia con el Español, resulte con solo 1/4 de mi clientela siendo de habla Hispana.

En la corte, a menudo me piden que haga traducciones improvisadas si el traductor de la corte no está presente.

Con frecuencia, si tanto el juez (varios lo hacen) como el cliente habla Español, realizamos toda la audiencia en Español.

Muy a menudo, los jueces y el sistema judicial en general simplemente no tienen tiempo para acomodar a las personas que no hablan Inglés.  Los jueces han confiado en mi integridad para explicar los asuntos de personas de habla Hispana e ingresar órdenes de manera precisa en su nombre.  Me aseguro de que el sistema sea justo para todos, ya sea que el cliente hable Inglés o Español.

Si tiene un familiar o amigo que necesita un abogado que habla su propio idioma, Español, póngase en contacto con mi bufete de abogados de Chicago, Illinois, para una consulta gratuita.  También pueden obtener más información sobre el derecho de familia y la ley de divorcio de Illinois en mi pagina web en Español.