Como abogado de Chicago que habla tres idiomas, este asunto aparece constantemente.  Comprensiblemente los clientes molestos creen que pueden resolver todos sus problemas haciendo que su pareja sea deportado(a) ademas de divorciarse.  La realidad es que es extremadamente difícil lograr que el Departamento de Seguridad Nacional actúe con su autoridad limitada para deportar a un cónyuge sin circunstancias extremas.

La posibilidad de deportación depende del estatus de ese individuo.  Si la persona no tiene ningún estatus legal, es decir, no está documentado o el estatus que alguna vez tuvo se ha vencido, entonces no existe un factor de deportación.  Puede llamar a la línea informativa del Departamento de Seguridad Nacional al 866-DHS-2-ICE y reportar a la persona.  Pero, el Departamento de Seguridad Nacional está buscando información relacionada con crímenes como el fraude, el tráfico de personas y los crímenes relacionados con pandillas.  Simplemente no estar documentado no son los tipos de casos que ese departamento busca.  Yo, personalmente, nunca los escuché actuar por el solo echo de que una persona no este documentada.  Programar una cita con la oficina local de USCIS para reunirse en persona probablemente sea más productivo.  Mi consejo para cualquier persona en esta situación es dejar pasar lo pasado.

Si el esposo(a) tiene un estatus condicional, ese es el estatus condicional de dos años otorgado antes de que el matrimonio sea revisado para su validez.  Esto implica proporcionar al Departamento de Seguridad Nacional evidencia de gastos compartidos, convivencia y en esta época moderna montones y montones de fotos de Facebook.  Si durante este período de dos años cree que su matrimonio fue un fraude, puede llevar el asunto al Departamento de Seguridad Nacional.  La ley de inmigración INA 237 (a) (1) (G) específicamente establece que:

“Se considerará que un extranjero es deportable por haber obtenido una visa u otra documentación por medio de fraude (según el significado de la sección 212 (a) (6) (C) (i)) y estar en los Estados Unidos en violación de esta Ley (en el sentido del subpárrafo (B)) si-

(i) el extranjero obtiene cualquier admisión a los Estados Unidos con una visa de inmigrante u otra documentación obtenida sobre la base de un matrimonio celebrado en menos de dos años antes de dicha entrada del extranjero y que, dentro de los dos años posteriores a la admisión de el extranjero en los Estados Unidos, será anulado judicialmente o terminado, a menos que el extranjero establezca a satisfacción del Fiscal General que dicho matrimonio no fue contraído con el propósito de evadir cualquier disposición de las leyes de inmigración, o

(ii) parece a satisfacción del Fiscal General que el extranjero ha fallado o se ha negado a cumplir el acuerdo matrimonial del extranjero que, en opinión del Fiscal General, se hizo con el fin de obtener la admisión del extranjero como inmigrante “.

La definición de “fraude” para estos fines se encuentra en INA 212 (a) (6) (C) (i):

“En general.  Cualquier extranjero que, mediante fraude o deliberadamente tergiversando un hecho material, busque obtener o haya procurado obtener o haya adquirido) una visa, otra documentación o admisión a los Estados Unidos u otro beneficio provisto en virtud de esta Ley. es inadmisible “.

Como puede ver, esto es extremadamente amplio.  Para llamar la atención del Fiscal General, los hechos tienen que ser tan atroces como para otorgar una anulación.  Por ejemplo, en Texas, Montenegro vs. Avila, 365 S.W.3d 822 tenía hechos donde

“(1) Montenegro representó falsamente su amor por Ávila y sus deseos por tener una familia con ella; (2) Montenegro estaba ansioso por casarse con Ávila por razones distintas del amor y la familia; (3) Montenegro ahorró dinero sin el conocimiento de Ávila para poder abandonarla tan pronto como obtuvo el estatus de residente legal; (4) Montenegro había planeado con anticipación abandonar Ávila; (5) El momento en que se produciremos los acontecimientos Montenegro demostró que cometió fraude al inducir a Avila al matrimonio; (6) Montenegro se enteró de que podía usar acusaciones de violencia doméstica para obtener el estatus de residente legal sin tener que depender de Ávila; (7) El único motivo de Montenegro para casarse con Ávila era obtener el estatus de residente legal en los EE. UU.; y (8) la omisión de Montenegro de revelar su única razón para casarse con Ávila fue una omisión de hechos materiales destinados a inducirla a casarse “.

Utilizo un caso de Texas como ejemplo porque, literalmente, no hay casos de anulación de inmigración en Chicago, Illinois.  El último caso de anulación por fraude que fue a la corte de apelaciones en Illinois ocurrió en 1979 y solo nos demostró que “el fraude va a lo esencial de la relación matrimonial, cuyo conocimiento del acusado le ha impedido continuar desempeñando los deberes y obligaciones de su matrimonio. “Wolfe vs. Wolfe 389 NE 2d 1189.  Por lo tanto, el fraude debe ser tan extremo que ni siquiera podría ser el papel de un esposo(a), incluso si el fraude fuera revelado. En este caso, el esposo dijo que no estaba divorciado cuando se casó con una mujer cuya religión no permitía el divorcio.  En esta época moderna, me cuesta pensar en una situación en el que alguien no pueda cumplir el matrimonio.

Si su esposo(a) ha cometido fraude para obtener su matrimonio y la persona aún se encuentra en estatus de residencia condicional, simplemente reporte a la persona al Departamento de Seguridad Nacional e informe al agente que supervisa el caso de su esposo(a).

Si su esposo(a) ya ha recibido la residencia permanente (su tarjeta verde), puede informar al Departamento de Seguridad Nacional, pero, según mi conocimiento, no existe una forma formal para que el departamento inicie la deportación en esta etapa del caso.

Si su esposo(a) ya ha recibido su ciudadanía, esta será una gran batalla.  La traición es literalmente el estándar para revocar la ciudadanía de alguien y mucho menos deportarlos

En conclusión, he tenido docenas de personas que preguntan sobre cómo hacer esto y solo una instancia en la que el fraude fue bastante y sentí, personalmente, que una deportación podría ser justificada.  Al final, resultó siendo demasiado difícil de hacer según las leyes de anulación de Illinois.

El divorcio consiste en pasar de un capítulo de tu vida al siguiente.  Aconsejaría a todos que respeten el viejo proverbio Español que dice, “vivir bien es la mejor venganza.”

Actualización:  Mucho ha cambiado desde que la administración de Trump hizo de las violaciones de inmigración una prioridad.  Deportar a su pareja puede ser ahora or convertirse en el futuro en una alternativa popular.

Póngase en contacto con mi despacho de abogados de Chicago, Illinois si desea obtener más información sobre los aspectos de divorcio respecto de usted y su pareja distanciada.

Para leer este articulo en ingles, clique aqui.